Bebidas referescantes para consumir este verano

Hablar de bebidas refrescantes, lo primero en lo que pensamos es en bebidas carbonatadas como los refrescos de cola, entre otros. Estas bebidas puedes ser perjudiciales para la salud si las consumimos de forma muy frecuente. Pero no todo son inconvenientes, los refrescos tienen también beneficios para nuestra salud:

  • Ayudan a hidratarnos
  • Algunos refrescos contienen zumos de fruta que nos aportan vitaminas y minerales como la Vitamina C y el Potasio (es aconsejable mirar la proporción de fruta que contiene puesto en que la mayoría de los casos, es muy baja)
  • En la actualidad, podemos encontrar refrescos sin calorías, es decir, bajos en azúcar que son mucho más saludables.
  • Es el sustituto perfecto si no quieres consumir bebidas con alcohol

Disfrutar un SMOOTHIE DE FRESA Y PLATANO

Ingredientes para 6 personas:

  • 3 plátanos pelados
  • 400g fresas
  • 200g de azúcar
  • 600ml de leche
  • 200ml de nata para cocinar
  • Hielo

COMO HACER EL SMOOTHIE DE FRESA Y PLATANO FACIL

  1. En una licuadora colocamos las fresas y los plátanos, ambos frutos cortados en cubos, y también el azúcar, la leche, la nata para cocinar.
  2. Batimos todos los ingredientes para formar nuestro smoothie de fresa y platano hasta que obtengamos una textura homogénea. Si quieres una bebida más fina, puedes pasarla además por un colador o por un pasapurés.
  3. Una vez con todos los ingredientes integrados entre sí, servimos nuestro smoothie natural al instante, o lo reservamos en la nevera hasta el momento de servir. Lo acompañamos de hielo recién picado.

Tenemos entonces nuestro smoothie de fresa y plátano, fresquito y delicioso. Para beber en cualquier momento del año, en especial en verano, aunque también puedes disfrutarlo en invierno. Podemos ponerle además un poco de menta por encima, que le va estupendamente. Puedes probar con otras combinaciones de frutas, siempre a tu elección. ¡Bebe este smoothie despacio y disfrútalo!

RECETA DE LA MOUSSE DE YOGUR

Mousse de yogur. Una idea fantástica para servir como postre después de las comidas, o como una merienda diferente. La mousse de yogur una receta muy fácil y rápida de hacer. Apenas necesitas unos pocos ingredientes, todos ellos económicos que puedes encontrar en cualquier supermercado. Una elaboración perfecta para que disfrute toda la familia, desde los más pequeños de la hasta hasta los mayores. Si quieres sorprender con un postre diferente y casero, anímate a preparar en casa esta mousse de yogur siguiendo los pasos que te cuento a continuación. ¡Es muy fácil!

Ingredientes para 6 personas:

  • 4 yogures naturales
  • 4 huevos
  • 200ml de nata para montar
  • 200g de azúcar
  • el jugo de medio limón

COMO HACER UNA MOUSSE DE YOGUR CON NATA:

  1. En una cazuela, ponemos la nata para montar junto con 4 cucharadas del azúcar y batimos con unas varillas eléctricas hasta que esté montada. Es recomendable que la nata esté muy fría, para que se monte mejor.
  2. En otro recipiente, echamos los yogures para nuestra mousse junto con el resto del azúcar y lo batimos con las varillas hasta que no queden grumos y el azúcar se haya integrado por completo. Cuando esté listo, añadimos la nata y lo mezclamos con la ayuda de una espátula con movimientos envolventes.
  3. Hecho esto, ponemos en un bol las claras de los huevos (reservando las yemas para otra elaboración) y un chorrito del jugo de limón. Batimos nuevamente con las varillas eléctricas. Se irá formando un merengue cada vez más consistente, hasta alcanzar el punto de nieve.
  4. A continuación, añadimos un poco del merengue que acabamos de preparar sobre la mezcla de yogur y nata y lo mezclamos todo con movimientos envolventes. Poco a poco, la mezcla irá adquiriendo la consistencia de una mousse. Cuando no queden grumos, ponemos esta mousse en vasitos o en recipientes individuales y los dejamos en el frigorífico durante alrededor de unas 2 horas. Pasado ese tiempo, estará listo para consumir.

Deja una respuesta