El comino: Una especia fuente de sabor y de salud

Su olor característico y sabor amargo -dulzón agrada al paladar de muchos, básicamente de quienes gustan de la gastronomía mediterránea, hindú, asiática…

Su utilidad, que se dice nace en Egipto, se ha extendido a Europa, especialmente a España, aunque muchas otras naciones usan esta especia en su cocina, como es el caso de República Dominicana, para la elaboración de exquisitos platos.

Es importante destacar que no solo por su sabor es beneficioso usar comino en las comidas, sino porque contiene vitaminas A, E, magnesio, potasio, fósforo, calcio, hierro…, lo que ayuda a reforzar el sistema inmunológico. Innúmeras recetas se pueden elaborar con esta especia.

¡Mire!

Recetas

Pollo a la cazuela con comino, romero y limón

8 muslos de pollo sin la piel
4 dientes de ajo
1 rama de romero
1 limón
1 cuchadada de comino en polvo
Pimienta negra molida al gusto
150 gramos de caldo de pollo
Aceite de oliva
Sal.

Preparación. Lavar y quitar la piel de los muslos y secarlos bien . Ponerlos en un bol. Por otro lado, machacar los ajos, lavar y cortar el romero y el limón en cuartos y preparar el caldo. Poner a calentar una sartén con un chorro de aceite de oliva, salpimentar el pollo y ponerlo a dorar de lado y lado.

Cuando tengan un dorado uniforme añadir los ajos y el romero y dar vuelta para que vayan aromatizando con el guiso. Posteriormente, añadir el limón, el comino en polvo y mover para que todo se impregne de las especias y el jugo, dejar por un par de minutos más y agregar el caldo de pollo previamente reservado.

Tapar, bajar el fuego y dejar cocinar durante unos 25 minutos.

Arroz al comino

2 cucharadas de aceite
1/2 cucharadita de semillas de comino
1 taza de arroz
1 3/4 tazas de agua
Sal al gusto

Preparación. Calentar el aceite en un caldero mediano a fuego medio alto y agregar las semillas de comino y cocinarlas hasta que empiecen a saltar, sin dejar que se quemen.

Agregar el arroz y freír durante un minuto. Agregar el agua y la sal y deja que hierva hasta que se reduzca por completo el agua. Bajar el fuego, tapar y dejar cocinar el arroz por aproximadamente 15 minutos.

Deja una respuesta